Definición

Una resección colorrectal es una cirugía que extirpa una sección del intestino grueso. Se realiza para quitar partes del colon lesionadas o enfermas.

Razones para realizar el procedimiento

Este procedimiento suele llevarse a cabo cuando hay cáncer de colon o complicaciones de diverticulosis.

Otras afecciones que pueden justificar este procedimiento son:

  • Obstrucción intestinal que ocasiona perforaciones o gangrena
  • Colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn del colon
  • Colitis infecciosa, como colitis por Clostridium difficile
  • Traumatismo en el intestino
  • Pólipos intestinales, especialmente el tipo precanceroso que se observa con el síndrome de poliposis.
  • Enfermedad intestinal isquémica (interrupción del suministro de sangre en una región del intestino, lo cual ocasiona la muerte de tejido)
Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento
  • Obesidad
  • Cirugía abdominal o pélvica previas, con formación de cicatriz en el tejido
  • Cirugía de emergencia
  • Radioterapia previa en el abdomen o la pelvis
  • Diabetes
  • Infección
  • Problemas preexistentes de corazón y/o pulmones
  • Debilidad, malnutrición
  • Peritonitis (inflamación del peritoneo, el revestimiento del abdomen)
  • Perforación del intestino y contaminación del abdomen con contenido intestinal
Qué esperar
Antes del procedimiento

Probablemente, el médico hará lo siguiente:

  • Examen Físico
  • Análisis de sangre
  • Examen del abdomen por Ultrasonido: un estudio que usa ondas sonoras para visualizar el interior del abdomen
  • Examen radiográfico del abdomen, después de tragar una bebida con bario o después de un enema de bario
  • Tomografía computarizada: un tipo de radiografía que utiliza una computadora para tomar imágenes del interior del cuerpo
  • Imagen de resonancia magnética (IRM): estudio que utiliza ondas magnéticas para hacer placas del interior del cuerpo.
  • Colonoscopía con muestras de biopsia: examen visual y extracción del tejido que se encuentra dentro del intestino grueso con un tubo flexible unido a una luz y a un dispositivo de observación

En los días previos al procedimiento:

  • Informe a su médico acerca de los medicamentos que está tomando. Puede ser necesario interrumpir el uso de algunos medicamentos antes de realizar el procedimiento, tales como:
    • Aspirina u otros antiinflamatorios hasta una semana antes de la cirugía.
    • Medicamentos anticoagulantes como clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid).
  • Tome ocho vasos de 235 ml u 8 onzas de líquido diariamente.
  • Es posible que el médico le indique una dieta especial para los días previos a la cirugía.
  • El colon debe estar completamente limpio antes del procedimiento. Se pueden utilizar diversos métodos de purga, como enemas, laxantes y una dieta de líquidos claros. Se le puede pedir que tome una gran cantidad de solución que ayudará a vaciar por completo el colon. Esta preparación puede empezar varios días antes del procedimiento.
  • El médico puede darle antibióticos. Es importante que los tome.
  • En general, se le pedirá que siga consumiendo líquidos claros después de la limpieza intestinal. No coma ni beba nada después de la medianoche anterior al procedimiento.
  • Se le puede solicitar que se bañe la mañana de su procedimiento, y pueden entregarle un jabón antibacterial que debe usar.
  • Consiga que alguien lo transporte de su casa al hospital y viceversa.
  • Organice ayuda en casa para los primeros días después de su procedimiento.
Anestesia

Para este tipo de procedimiento se utiliza anestesia general.

Descripción del procedimiento

El procedimiento se puede llevar a cabo con un laparoscopio o mediante técnicas abiertas estándar. Esta descripción se focaliza en el enfoque estándar.

El cirujano realiza una incisión en la zona del intestino que se debe extirpar. La incisión atraviesa piel y los músculos hasta el interior del abdomen, denominado cavidad peritoneal. El intestino se sujeta con abrazaderas en alguno de los extremos de la pieza que se va a extirpar. Se corta el intestino cerca de la abrazadera y se extrae la porción del intestino enferma. Los dos extremos suelos del intestino se unen mediante una sutura. Es posible que se dejen algunos tubos suaves en el abdomen para drenar los líquidos que se acumulen.

El cirujano puede decidir que el intestino necesita tiempo de reposo y recuperación. El procedimiento también se puede llevar a cabo en una emergencia, sin tiempo de preparación. En estos casos, podría necesitarse una colostomía. En este procedimiento, se crea una abertura artificial en el abdomen, denominada estoma. Uno de los extremos del intestino, o ambos, se unen al estoma. Esto permite que el material de desecho (heces) sea eliminado del intestino a través del estoma. Se lo recolecta en una bolsa denominada bolsa de ostomía. Una colostomía puede dejarse por varios meses mientras su intestino se cure.

Una vez que el intestino se haya curado adecuadamente, se realizará otra cirugía. Se volverán a conectar los dos extremos del intestino. Si la mayoría de su intestino grueso ha sido extirpado, puede requerir una colostomía permanente.

Se cierran los músculos y la piel del abdomen. Para ello, se puede utilizar suturas o grapas. Se coloca un vendaje estéril. Si tiene una colostomía, una bolsa de ostomía es ajustada para colectar las heces.

Surgical Resection of a Colorectal Tumor Mass

Surgical Resection of a Colorectal Tumor Mass

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Después del procedimiento

Un patólogo examinará el tejido extraído.

¿Cuánto durará?

La cirugía debería tardar entre 1 y 4 horas. Puede tardar más si se complica el procedimiento.

¿Dolerá?

La anestesia previene el dolor durante el procedimiento. Se pueden indicar medicamentos para ayudar a controlar los dolores después del procedimiento.

Posibles complicaciones
  • Daño accidental al resto del intestino u órganos o estructuras vecinas
  • Infección
  • Sangrado
  • Neumonía y otros riesgos de la anestesia general: hable sobre este tema con el anestesiólogo antes de la cirugía
  • Coágulos sanguíneos en las piernas
  • Desarrollo de hernia en la incisión
  • Obstrucción intestinal debida al desarrollo de tejido cicatrizante
  • Pérdida en las dos piezas de intestino que se unieron: este cuadro requiere otra operación o drenaje de la pérdida
Hospitalización promedio

La estadía en el hospital suele ser de 5 a 7 días.

Cuidado posoperatorio
  • Puede necesitar antibióticos. También podría necesitar medicamentos para las náuseas y para calmar el dolor.
  • Puede necesitar una sonda nasogástrica por unos días. Este tubo entra por la nariz hasta el estómago y se utiliza para ayudar a descomprimir el intestino.
  • Su intestino necesitará algún tiempo para sanar antes de que vuelva a funcionar adecuadamente. En un principio, recibirá nutrientes por vía intravenosa (por una aguja colocada en su mano). A medida que mejore, le indicarán dietas líquidas y blandas, y de a poco avanzará hasta una dieta normal.
  • Es posible que le den medias de compresión especiales para que use después de la cirugía. Esta prenda reducirá la probabilidad de que se formen coágulos sanguíneos en las piernas.
  • Después de la cirugía, se le pedirá que camine con frecuencia.
  • Se le puede solicitar que use un espirómetro incentivo, que respire profundamente y que tosa con frecuencia. Esto mejorará la función pulmonar.
  • Se examinará con frecuencia el lugar de la incisión en busca de infecciones.

Si tiene una colostomía:

  • Una enfermera enterostomal o el cirujano le enseñarán cómo cuidar el lugar de la ostomía .
  • Esta cirugía cambiará algunos aspectos en la forma en que funciona su intestino.
  • Durante las primeras semanas después de la cirugía, evite comer alimentos ricos en fibra; por ejemplo, maíz, apio, manzanas, nueces, palomitas, uvas y otros alimentos con cáscara, piel y semillas. Cuando el médico le diga que puede volver a comer estos alimentos, empiece con pequeñas cantidades para ver cómo se adapta su intestino a digerirlos.
  • No tome medicamentos de acción o liberación prolongada. Hable con sus médicos y con el farmacéutico sobre este tipo de medicamentos.
  • No use laxantes, ya que usualmente las deposiciones después de la colostomía son muy líquidas.
  • Tome ocho vasos de 235 ml u 8 onzas de líquido por día (sin contar las bebidas con cafeína). El exceso de líquido se eliminará en las deposiciones.
  • Deberá tener un cuidado especial de la piel alrededor del estoma para ayudar a prevenir inflamación e infecciones.
  • Podría desear unirse a un grupo de apoyo o buscar consejo para ayudar a adaptarse a su colostomía.
Resultado

El resultado depende de las razones de la cirugía. En el caso del cáncer de colon, el resultado se determina mediante un informe patológico. Un buen informe muestra que se logró extraer toda el área cancerosa, con márgenes claros. El informe también mostrará si hay diseminación a los nódulos linfáticos.

Si usted tiene una afección precancerosa, es posible que haya prevenido el desarrollo de cáncer. Si tiene cirugía debido a otras afecciones, una operación exitosa aliviará o mejorará sus síntomas.

Llame a su médico si ocurre lo siguiente
  • Enrojecimiento, hinchazón, dolor en aumento, sangrado excesivo, calor, drenado o abultamiento en el área de la incisión
  • Náuseas o vómito que no puede controlar con los medicamentos que le dieron después de la cirugía, o que continúan por más de dos días después de que le dieron de alta en el hospital
  • Signos·de infección, incluso fiebre y escalofríos
  • Tos, falta de aliento o dolor en el pecho
  • Dolor o inflamación en los pies, las pantorrillas o las piernas
  • Dolor, ardor, urgencia o frecuencia para orinar, o sangrado persistente en la orina
  • Sangre en las heces, o heces oscuras y porosas

Si tiene una colostomía:

  • Náusea, vómito, y/o diarrea
  • Dolor abdominal intenso
  • Sentirse débil o mareado
  • No orina la cantidad usual
  • Sangrado del estoma
  • El estoma no está funcionando (no está recolectando ninguna exposición en la bolsa)
  • La piel alrededor del estoma parece irritada, húmeda, roja, hinchada o desarrolla úlceras